nuevo logo

Exigimos la inmediata reapertura de la discusión salarial y de las  condiciones  laborales de los trabajadores de la educación

 Ante el escenario del conflicto educativo: Afirmamos que hoy no está garantizado el derecho social a la educación en la provincia por la decisión  de  fijar las pautas salariales unilateralmente

Durante décadas El Derecho Social a la Educación, en esta provincia y el país,  lo sostuvimos con  convicción y resistencia los trabajadores/as de la educación. Nosotros, en alianza con la comunidad educativa, resistimos los embates privatizadores y el desfinanciamiento de la Educación Pública llevada adelante por las políticas neoliberales de quienes se habían apropiado del Estado para servir a intereses mezquinos ajenos a los del pueblo.

Desde 2003 en adelante el Estado Nacional dejó de ser una polea de transmisión de los intereses del mercado y puso a la Educación pública, gratuita y obligatoria como uno de los ejes de las políticas públicas, la solución del conflicto docente en Entre Ríos como primer acto de gobierno del presidente Kirchner ,las leyes de financiamiento educativo, ley de educación técnica, nueva ley de educación nacional y elevar del 2 a más del 6% del PBI invertido en educación y el cumplimiento en nuestra provincia, desde  2008 en adelante, del Art. 83 de la CP que establece que el 33%, como mínimo, de los recursos totales de la provincia se destinen a educación son algunas de las pruebas contundentes en este sentido.

Se reconoció que los docentes no teníamos al salario como reclamo único  y se decidió escucharnos, a nivel nacional con una ley de Paritarias Docentes y en la provincia con la Comisión de Política salarial y condiciones de trabajo, en la que después de mucho tiempo discutíamos  y acordábamos salario y condiciones de trabajo. Validando, por ejemplo, las leyes de estabilidad laboral y de reforma del nomenclador de cargos.

Pero este año la tardía convocatoria a la discusión salarial, a la que tenemos absoluto derecho por nuestra condición de trabajadores se vio agravada por la actitud de su  gobierno que solo anuncia  unilateralmente  sin posibilidad de contrapropuestas y debates.

Señor gobernador, una vez más caímos en la trampa de marzo en la que usted subestimó un tiempo valioso desde fines del año anterior en la búsqueda de consensos y los trabajadores de la educación no somos los responsables ni estamos dispuestos a ser una variable de ajuste.

Ni mucho menos disputar con otros trabajadores porciones del presupuesto. Ya  que en este contexto los mayores esfuerzos deben recaer en  los sectores que se apropian de las   rentas extraordinarias  y que en todos los tiempos ganaron y siguen ganando.

Por lo tanto, recae en usted de manera excluyente la responsabilidad de reabrir los espacios de discusión  colectivos para acordar la recomposición salarial que nos merecemos los trabajadores ya que una educación de calidad, desde una perspectiva integral sin lugar a dudas tiene como un componente fundamental trabajadores con salarios justos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *